No Code, buscando la participación ciudadana sin programar

Actualizado: 13 de oct de 2020

Aquí les contaremos cómo se pueden quitar las barreras de tener que aprender a programar, para impulsar una iniciativa o construir una plataforma de Tecnología Cívica que llegue a la comunidad.


Las necesidades de emprender en el mundo digital o de tener presencia seguramente nos llevó a las personas que estamos acá, al menos una vez, a pensar en aprender a programar, para así llegar a nuestro objetivo sin necesidad de contratar a alguien. También es seguro que hiciste un presupuesto de ese desarrollo que tienes en mente y pareció muy costoso o muy a largo plazo.


El movimiento No Code refiere a la posibilidad de armar una web, una aplicación, automatizar una visualización de datos, integrar soluciones o implementar una plataforma sin utilizar código.

Está bien aclarar que estas herramientas No Code son desarrolladas por programadores y programadoras, pero el impacto que generan en el empoderamiento de aquellas personas que no programan es altísimo.


Desde Wingu te contamos un poco más sobre estas herramientas para que te animes a transformar una idea, utilizando mínimos tiempos y recursos, hacia un producto vivo. Lo importante es probar el impacto armando un producto mínimo: recolectar experiencias y uso de la comunidad y validar concepto ¿Lo que hemos construido realmente sirve a nuestra comunidad?.


¿Qué podemos hacer con estas herramientas?


¡De todo! Cada vez es más exhaustivo el mundo de opciones No Code y seguirá ampliándose. Con estas herramientas podemos desarrollar landings o páginas para contar una idea o tener presencia digital con una problemática, podemos probar ideas de aplicaciones móviles, o implementar de manera simple visualizaciones de datos o implementar chatbots para entablar conversaciones y relevar información.




Desde Wingu utilizamos herramientas No Code para realizar implementaciones rápidas que nos permiten probar ideas, para así validarlas o refutarlas y decidir si vale la pena la inversión en el desarrollo del proyecto. Tal es el caso de Acá No Hay Internet, donde utilizando Kobotools pudimos lanzar la primer versión en sólo una semana y con un costo de inversión bajo.


Como verán las herramientas permiten, que con una leve curva de aprendizaje e investigación y un poco de tiempo, validar nuestras ideas con la comunidad.






82 vistas

Entradas Recientes

Ver todo